Apunte 7. Haití, después del desastre I. (Aspectos positivos)

País: Haití

Temática: Agresiones sexuales y derechos de las mujeres

El pasado 12 de enero, el terremoto que sacudió Haití puso el país en el punto de mira de la actualidad internacional. La amplia cobertura permitió informar del alto grado de violencia, abandono, olvido, racismo y desprecio que sufren las mujeres y niñas haitianas, agravado exponencialmente a raíz del sismo. Destacan tres reportajes publicados en tres periódicos distintos separados aproximadamente por tres meses de diferencia. Se trata de los reportajes de Francisco Peregil, publicado en El País el 25 de enero, el de Mayka Navarro en El Periódico de Catalunya el 11 de abril y el de Daniel Lozano en Público el 3 de junio.

Hay 6 aspectos positivos.

1. Se hace referencia al contexto misógino presente en la sociedad haitiana que pone la mujer y sus necesidades siempre en segundo término, ya se trate de asistencia médica para aquellas acciones que disfrutan del respeto social, como seria el caso de dar a luz, ya sea  atenderlas a causa de agresiones sexuales, por las cuales las mujeres son rechazadas por su entorno.

En la maternidad del Centro Ginecológico Isaie Jeanty & Leon Audain, el médico residente de tercer año Bordes Edouard certifica que las mujeres han sido apartadas para atender casos supuestamente prioritarios. [Pa]

2. Los tres reportajes visibilizan los elevados índices de violencia sexual al que están expuestas las niñas y mujeres haitianas y hacen hincapié en el incremento de las violaciones ya que, por un lado,  muchas personas han perdido su vivienda y, por tanto, una importante medida de protección frente a los atacantes y, por otro lado, la falta de luz, policía, etc. propician un ambiente favorable a los crímenes.

Tiene información de que han violado una niña de ocho años (…) y pide unas vallas en la parte posterior del campamento, que es por donde se cuelan los bandidos que fuerzan a las mujeres que viven solas. Prometió las vallas, pero no le dejaron ver a la niña. En las tiendas de los campos no hay policía ni luz ni puertas ni ventanas,…[eP]

Un vecino, amigo de su familia, la acechó durante días al otro lado de la ciudad. Hasta que llegó su oportunidad: la niña [Aska, 7 anys] descansaba en la carpa donde duerme cerca de la plaza de Saint Pierre, en Peton Ville, al pie de su casa en mal estado tras el terremoto. El criminal la sorprendió y se la llevó a la fuerza al edificio vacío. Allí consumó la violación. [Púb]

3. Los reportajes presentan datos de contexto relevantes y de las causas estructurales de la violencia general en Haití y de la violencia específica contra las mujeres. Sólo mediante el contexto, se hace patente que las niñas y mujeres haitianas son consideradas ciudadanas de segunda puesto que sus agresiones son a duras penas tenidas en cuenta pese afectar a un tercio de la población femenina.

“Y lo que hay detrás es la descomunal violencia contra la mujer, un mal endémico en Haití, utilizado históricamente como arma en los conflictos, que tras el terremoto ha empeorado. El raptor de Petite es una de esas bestias que recorren calles y campamentos cuando cae la noche. Alimañas que se alimentan de los tabúes de esta sociedad machista, que en gran parte disculpa a los violadores y estigmatiza a las violadas. Bestias que se benefician de la impunidad que impera en el sistema judicial, ahora también destruido.” [Púb]

Páez asegura que las violaciones en los campos ya superan las que se denunciaban antes del terremoto, en un país donde las agresiones sexuales no fueron consideradas delito hasta el 2004. [eP]

La invisibilidad de las agresiones se traduce en una insuficiencia del servicio para atender el elevado número de ataques sexuales a las mujeres y a las niñas en Haití.

Es la última niña, joven o mujer llegada a la unidad de violadas que la organización Médicos Sin Fronteras ha instalado en el Hospital de San Luis, en Puerto Príncipe. La única unidad que existe en todo el país. [Púb]

4. Los periodistas recogen las dificultades a las que se enfrentan las víctimas agredidas cuando se atreven a denunciar los ataques no sólo para perseguir y/o castigar el delito en sí sino para recibir asistencia médica.

Si es difícil para las embarazadas llegar a los hospitales, para las violadas el camino se hace inútil. Paul Henock, gerente del centro ginecológico citado, asegura que desde el día del temblor han llegado al hospital tres mujeres para que se las examinase después de haber sido violadas. “Per las hemos tenido que remitir a otros centros porque no había tiempo para atenderlas”, indica Edouard. [Pa]

“Han venido brigadas de ciudadanos para decirnos que hubo dos intentos de violaciones. Pero no hemos tenido tiempo de investigarlo hasta ahora”. [Pa]

5. Las agresiones sexuales están tan extendidas y tan poco castigadas en el país que cualquier niña o mujer es objetivo real de violación sin importar su edad. Los reportajes recogen casos de niñas de 4, 7, 8, 9 años hasta de mujeres de 65.

La más pequeña tratada en esta unidad [unidad de violadas en el Hospital de San Luis] tiene 4 años. La de más edad, 65. [Púb]

Jenifer Max nació hace tres semanas en una frágil tienda del campo de Daitsu. Es un bebé que no llora a pesar de que su madre, de 24 años y cuatro hijos más, lo viste con lana y lo tapa con mantas en medio de un calor pegajoso y polvoriento. “La escondo del mal”, asegura Josephine, la madre. [eP]

El maltrato fue tan salvaje que ha obligado a los médicos a operarla. Petite tiene 9 años y fue raptada a la salida de su colegio. [Púb]

6. Uno de los reportajes profundiza en el perfil de los violadores. El hecho de dar más datos sobre los agresores ayuda al lector a formarse una idea más concreta de la realidad y, por tanto, a comprenderla.

“La mayoría son violadas por bandas de hombres, que las apartan aprovechándose de cualquier situación y consuman su violación. Son bandas organizadas y armadas que se dedican a violar mujeres. Las historias que ellas nos cuentan son siempre las mismas, parecidos los modus operandi”, denuncia Thomas. Los 78 casos atendidos en casi dos meses son sólo la punta de un iceberg que hace daño. [Púb]

Estos son los links a las piezas:

http://www.elmundo.es/america/2010/04/20/noticias/1271798992.html

http://www.rnw.nl/espanol/article/punto-de-mira-las-mujeres-en-hait%C3%AD

Reportaje Haití vive, El Periódico.